Ayuda en tiempo de necesidad

En respuesta a las graves inundaciones en Bangladesh, OM distribuyó cantidades de arroz, aceite, paquetes de salina y otros artículos en cuatro distritos. Para muchas personas esta fue la primera ayuda que recibieron desde que perdieron sus hogares y la mayoría de sus posesiones. De cada sitio de distribución, el personal escuchó una declaración similar: "Nunca en mi vida he recibido una ayuda con esta calidad de arroz, dal, azúcar, papa, cebollas, aceite, etc. Voy a disfrutarlo con mi familia, ya que durante muchos días no tuvimos nada como esto para comer." Un total de 2.500 personas o 515 familias recibieron ayuda de emergencia. Mientras no es posible proclamar el Evangelio públicamente, la esperanza del equipo se cumplió al mostrar a las personas una expresión práctica del amor de Dios por ellos. "Las puertas se abrieron y se hicieron contactos y amistades como un comienzo de un proceso en cual creemos que el mensaje de amor traerá transformación en la vida de las personas", dijo el director de OM Bangladesh.

La historia de Dipa 

Dipa* tiene 26 años y vive en el distrito de Kurigram, que era un área gravemente afectado por las inundaciones del monzón.

Dipa se casó a una edad muy temprana y tiene dos hijos. Su marido trabajaba en la construcción de edificios, pero desafortunadamente un día, trabajando en un edificio, cayó del techo y resultó gravemente herido. Ahora es incapaz de hacer trabajo físico como antes y no puede proveer para su familia. Debido a esto, Dipa comenzó a trabajar fuera de la casa como una empleada doméstica para ganar dinero.

Cuando llegó la lluvia, la casa de Dipa fue afectada por la inundación, por lo que su situación se hizo aún peor, ya que no tenían de comer. Cuando recibió la ayuda de OM, Dipa estaba tan feliz porque el apoyo llegó en un momento en cual estaban sin esperanza de dónde podrían obtener ayuda. Ella estaba tan feliz por la ayuda que recibió y muy agradecida a OM y a todos los patrocinadores que generosamente contribuyeron para que esto suceda.

La historia de Upada 

Upada* tiene 40 años y tiene dos hijos y dos hijas. Su hija menor Mishti está estudiando en una de las escuelas primarias de OM en su área. Cuando Mishti nació, el marido de Upada salió de la casa para viajar al otro lado del país. Aún no ha regresado, dejando a Upada cuidando a sus cuatro hijos solos. A pesar de todas sus dificultades, no se quejó. Al contrario, ella comenzó a limpiar casas para ganar por lo menos algo de dinero para comprar comida para sus hijos. Al trabajar duro, Upada pudo mantener su hogar y proveer las necesidades básicas de su familia. Sus dos hijos mayores están casados. Upada está muy orgullosa de haber apoyado a sus hijos a crecer a esta etapa, a pesar de sus desafíos.

Lo que Upada no esperaba era que la inundación de este año afectaría tanto a su área. Esto tuvo muchas consecuencias para ella. No sólo fue afectada su casa, sino que las casas en cuales Upada trabajó también fueron inundadas. Esto significaba que ella no tenía trabajo, dejándola en una situación muy difícil, sin recursos y comida. Justo en este momento, OM vino a dar ayuda. Upada estaba tan contento y agradecido a Dios y a OM.

Dependiendo de la financiación, OM espera seguir ayudando a las familias a reconstruir sus vidas después de las inundaciones.

*Nombres cambiados