Aquí estamos para servir, pero ¿por qué? (copy 1)

    El Miércoles, el equipo de voluntariado en toda su salsa - salió afuera, con los materiales preparados para el desfile anual. Esto se hace para que los adolescentes tengan la oportunidad de darles gracias a todos los que han hecho posible TeenStreet (TS) por medio de su servicio en la Cocina, en la Limpieza, en la Traducción o para la Seguridad del sitio. Centenares de voluntarios trabajando en 32 diferentes departamentos dedican una semana para la instalación del sitio de TS y luego otra semana más para servir a todos los participantes cuando llegan.

    Cada miembro del equipo de servicio paga su estancia para venir a TS.  Algunos trabajan turnos de noche, mientras otros limpian a tiempo completo para que cada participante pueda usar todas la áreas a su gusto. No parece ser la más divertida manera de pasar el tiempo si uno está de vacaciones. Sin embargo, centenares de miembros del equipo de servicio lo repiten años tras años, con lo cual debe de haber algo que hace que tanto valga la pena. La pregunta para el Equipo de Voluntariado es entonces: ¿Por qué estás aquí?
    Muchos voluntarios ya venían a TS cuando eran adolescentes, les marcó tanto la experiencia que decidieron volver para servir, para que otra generación de adolescentes tuvieran la oportunidad de disfrutar de aquella misma bendición que antes habían experimentado.

    Julia, que viene de Alemania y que sirve como miembro del equipo de seguridad explicó que tanto le había gustado la alabanza entre todas las naciones participantes cuando vino como adolescente, hasta tal punto que se había motivado a volver a servir para que otros adolescentes pudieran tener las mismas bendiciones.

    Tobias, que es voluntario en CleanStreet - el equipo de la limpieza, afirmó que las tres veces que había estado en TS como adolescente, se lo pasó tan en grande con Dios que quería servir y hacer que TS fuera posible, para que los adolescentes pudieran disfrutar tal y como él había disfrutado.

    Sin embargo, algunos voluntarios del equipo de servicio nunca acudieron a TS como adolescentes, y aun así también vienen para servir.
    Outi, de Finlandia nunca había participado como adolescente, y su motivación viene puramente de su deseo de servir a los adolescentes, porque lo ve genial si los adolescentes pueden disfrutar de esta experiencia.

    Douglas,  viene por la segunda vez desde los Estados Unidos, para servir en el equipo de Consejería. A pesar de no haber nunca participado como adolescente, dijo que viene a TS porque le gusta servir a los jóvenes. De hecho, Dios no sólo habla con los adolescentes - según explicó Douglas -sino que también a él Dios le enseñó a escuchar mejor y a ser más atento.
    Esta semana, los adolescentes han aprendido sobre la unidad de los que creen en Jesús, como un solo cuerpo, formado por diferentes miembros. El mismo Equipo de Servicio, que se compone de personas de diferentes edades, nacionalidades y experiencias de vida, y todos con especiales dones y talentos, es una ilustración perfecta de esta imagen.