OMNIvision: Instalando el escenario donde Dios va a actuar

    Dos días antes de que los adolescentes lleguen a Offenburg, 25 personas se habían reunido alrededor del escenario principal para remover de su sitio lo que había y colocar la masiva estructura - parte de la instalación necesaria para TeenStreet (TS) 2015. Entre los que habían empujado estaban los miembros del equipo de programación de TS, los expertos en sonido y luces y todo el grupo de OMNIvision – el equipo de medios de comunicación Internacional de OM, un ministerio especializado en producción de video y de eventos en vivo.  
    Durante muchos años ya, los miembros del grupo de OMNIvision viajan en pequeño grupos para grabar las distintas obras de OM que hay por allí por el mundo y para producir eventos tanto para OM como para otras organizaciones cristianas. Sin embargo, como TS es el evento más grande del año para OMNIvision, el equipo reúne a todos sus miembros juntos para estar allí presente durante casi dos semanas.
    Segun Jay, productor asociado y director de fotografía, el lema de OMNIvision es Salmo 96:3 (RV), “¡Proclamad entre las naciones su gloria, en todos los pueblos sus maravillas!” En TS, OMNIvision no habla directamente con los adolescentes acerca de lo que Dios está haciendo por el mundo, pero los miembros del equipo trabajan detrás para facilitar un ambiente que conecta al público con lo que está pasando en el escenario.
    Una buena administración de las pantallas de video hace posible esa conexión. Porque TS tiene lugar en un hangar tan ancho y una sala de reunión principal tan inmensa que los adolescentes sentados en las últimas filas de tal sala cavernosa podrían sentirse perdidos. ”Parece que el público realmente tiene más facilidad en seguir las sesiones, las enseñanzas y demás cosas que pasan si pueden tener a la vista y más cerca a la persona que habla”- dijo Katie, una productora asociada y escritora. “El público puede ver las expresiones, sentir las emociones a través de las palabras”- siguió ella- lo que hace que el mensaje se comunique  de una manera más fuerte y más personal. “Literalmente, estamos preparando el escenario donde Dios vaya a actuar.”
    Ant, gerente de producción y senior editor, explicó que el papel de OMNIvision en TS es “muy técnico contrariamente a lo que solemos hacer” (lo que de hecho ya es increíblemente técnico). Aquí, las instalaciones son más complejas, los días más largos y las sesiones directas más intensas.
     “Cada vez que ves algo en la pantalla, probablemente somos nosotros”- explicó Ant. El proceso directivo que pasa detrás de las escenas, el laberinto multipantalla de perspectivas y las cámaras de ángulos son también mucho más complicados que las fotos que aparecen. “El director tiene que estar en el presente pero también tiene que estar en los diez segundos del futuro.”- añadió Jay. Cada pizca de concentración cuenta.
    Sin embargo, entre las sesiones, OMNIvision también sabe cómo divertirse. Lo mismo da si se canta el Bohemian Rhapsody en las cabinas de traducción, o se pisa por encima del escenario de frágil madera durante la prueba de sonido, o se bautiza a las cabinas para dormir con el nombre de “el barrio de chabola”, el equipo disfruta a lo máximo de TS.
    El evento es especial para nosotros “porque nos permite viajar y estar juntos como equipo” – explicó Katie. Para ella, lo más destacado son tres cosas: “compartir la vida juntos, conectarse con la gente que pertenece al mundo de OM y ser parte de la vida de los adolescentes, aunque es un tipo de ayuda con un papel básico.”
    El éxito está en la invisibilidad – dijo el equipo unánimemente. “Es como el cristal”- opinó Katie. “Queremos ser transparentes para que el público vea a Jesús a través de nosotros, y así como el caso de TS, los chicos puedan concentrarse en el mensaje y quedarse contentos”- añadió  Jay.
    Aunque OMNIvision quiere que su producción quede invisible, siguen afirmando que TS es una oportunidad clave para demostrar a los adolescentes cómo los “medios de comunicación” pueden servir para las misiones.
    Lars, un estudiante en Ingeniería creativa para las artes escénicas, tuvo su primer contacto con OMNIvision cuando era un adolescente participante de TS y acaba siendo voluntario como recogedor de cables, para así asegurar que el cameraman no se tropieze con los cables que están por los suelos.
    Ahora Lars ya lleva tres años de voluntario junto al equipo de OMNIvision porque descubrió cómo servir en TS con sus talentos con la cámara y luces. Pero OMNIvision no solo es una bonita excusa para volver a TS, también es una oportunidad de interactuar con los especialistas del equipo del ministerio de  Medios de comunicación.  “Realmente hay una buena conexión entre el grupo. Trabajan juntos. Es un grupo unido” – afirmó él.
    Según el tema de TS de este año, ¿qué es A CASA para OMNIvision? A CASA significa el grupo.
     “A CASA es donde tu familia está, entonces juntos formamos una familia. Cuando estamos enfermos, nos cuidamos mutuamente. Cuando estamos tristes, nos damos abrazos y oramos mutuamente. Cuando estamos enfadados unos con otros, nos lanzamos cosas unos a otros”- contestó Katie. 

    “A CASA es donde está nuestro corazón- enfatizó Jay- y no solo como en una foto sino de verdad. Porque OMNIvision viaja mucho, ser parte del equipo y de la espaciosa comunidad de OM significa estar en casa”. Durante años, OMNIvision ha intentado fomentar el espíritu de que no solo se trata de un trabajo, ni tampoco es otra cosa que haces para las misiones… “eres parte de la familia, eres parte del equipo unido - añadió Ant - me he sentido en casa mientras he estado trabajando con OMNIvision”.