«Dios le dio sentido a mi vida»

written by Chris Kuo

«Quería cortarme el cabello y convertirme en una monja budista», afirma Mom, una trabajadora de OM que sirve en Camboya, su país natal.

La mujer de 38 años ha trabajado con OM en Camboya por muchos años, pero cuando era más joven vivía con una monja budista en un país mayoritariamente budista. Allí aprendió sobre el budismo y creía totalmente en las enseñanzas que recibía. Más adelante, Mom asistió a un programa de jóvenes cristianos en el cual escuchó sobre Jesús, pero aún no podía hacer a un lado todo lo que había aprendido. Pese al estado de paz del que el budismo se enorgullece, Mom experimentaba una profunda sensación de depresión, porque sentía que lo que hacía no tenía ningún propósito. Tuvo dos intentos de suicidio: la primera vez, saltó al río desde un puente y la segunda, ingirió pastillas de prescripción. Milagrosamente, sobrevivió en ambas situaciones.

Tiempo después, cuando Mom tenía 18, un grupo de cristianos visitó su casa y le compartió sobre el plan y el propósito de Dios de que todos vivan en una relación con él. De repente, ¡Mom supo la respuesta a su pregunta! «Dios le dio sentido a mi vida», afirma ella. La invitaron a la iglesia y comenzó a asistir en busca de respuestas a otras preguntas que aún quedaban sin responder. «Al principio, cuando me convertí en una creyente cristiana, oraba de la misma forma que cuando era budista», confiesa Mom. Esto significaba repetir las palabras de la Biblia como un canto religioso, ya que ella mantenía el mantra budista. Veía la obediencia a Jesús de la misma forma que la obediencia a Buda. «Tenía que tratar de ser perfecta, pero no podía, —recordaba Mom—. Me sentía atascada».

Su fe comenzó a crecer gracias a dos hombres de la iglesia, quienes la visitaban en su casa todas las semanas para enseñarle. «Me compartían el versículo bíblico que habla de que la carga de Jesús es ligera, —explica Mom—. No creía que pudiese cambiar, pero Dios pudo hacerlo».

Compartir las buenas noticias

Durante los siguientes dos años, estos hombres continuaron discipulando a Mom, entablaban conversaciones profundas, la llevaban a seminarios y hallaban respuestas sobre Dios en Su palabra. Fue este discipulado intencional lo que cambió la forma de pensar de Mom y abrió su corazón para ayudar a otros.

Ahora sirve con OM en Camboya, participa en la extensión del evangelio y el discipulado, e incluso continúa aprendiendo con el entrenamiento de OM «Comunidades vibrantes de seguidores de Jesús» sobre los mandamientos de Dios de "multiplicar" discípulos. Junto a sus compañeros de OM, Mom visita todas las semanas varias aldeas en donde han formado vínculos; pasan por caminos llenos de baches y llevan lecciones bíblicas, cánticos de alabanza y clases de inglés. También organiza estudios bíblicos en un suburbio vecino, en donde ora y atiende a las mujeres. Su objetivo es que las personas con las que se encuentre, en definitiva, «compartan el evangelio con otros» y «les enseñen al igual que nosotros les enseñamos a ellos», confiesa Mom.

Este objetivo pudo cumplirse en al menos dos creyentes: una madre, Sangmao, y su hijo Dorn, un ex monje budista de alto rango. Mom conoció a Sangmao en una de las actividades evangelísticas en las aldeas y comenzó a estudiar la Biblia con ella y a preparar el camino para que aceptara a Cristo.Con el tiempo, el ex monje también tomó la misma decisión después de ver cómo la esperanza cambió la vida de su madre. Actualmente, tanto Sangmao como Dorn participan en la extensión del evangelio en las comunidades cercanas a su aldea y continúan con el discipulado con Mom. 

Mom sabe que todavía hay muchos que, al igual que ella en medio de su depresión, necesitan escuchar sobre el amor de Cristo. Ella quiere ayudar a las personas en su familia, su comunidad y su nación a encontrar la verdad que ha transformado su propia vida de forma tan radical: «Dios te llamó y tiene un plan para ti».

Johan and Mom from the Cambodia team leading a bible study in a village.

Stories from the Region

R57022

No tienen idea quién es Jesús

OM hace una diferencia en los barrios bajos de Camboya proveyendo ayuda material y compartiendo la Palabra de Dios.

Leer más

Dejó el budismo para seguir a Jesús

Sokhem, miembro de OM MTI, nos cuenta su testimonio: cómo dejó el budismo para seguir a Jesús.

Leer más